jueves, 21 de enero de 2010

¡No es ayuda humanitaria, es ocupación militar!


¡NO ES AYUDA HUMANITARIA, ES OCUPACIÓN MILITAR!

Pronunciamiento de la Unión Socialista Libertaria sobre Haití.



La Unión Socialista Libertaria del Perú saluda a los pueblos del mundo y a los compañeros que a nivel mundial luchan incansablemente contra el Imperialismo, el Capitalismo, la burguesía y los Estados, como cabezas de la opresión a nivel mundial, y además manifiesta su solidaridad libertaria y clasista para con los sectores oprimidos de dichos pueblos, que sufren por partida doble, los efectos de un reciente terremoto, y ahora, la invasión norteamericana.

La toma por parte del ejército yanqui del Aeropuerto de Puerto Príncipe (capital de Haití), el toque de queda desde las ocho de la noche, y las medidas limitativas a la labor de periodistas extranjeros a cuyos gobiernos se les advierte que no se responsabilizarán de lo que les ocurra y que incluso podrían ser arrestados; son una muestra del cariz cada vez más reaccionario que evidencia esta ocupación militar. Además, esta situación extrema ha demostrado también que los cascos azules de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), son un simple destacamento de avanzada del ejército imperialista de invasión internacional de las naciones oprimidas.

Como se ha podido apreciar, la amplia cobertura periodística que se ha dado al arribo de las fuerzas navales norteamericanas cargadas, no sólo de supuesta ayuda, sino de armamento de todo tipo, no agradó mucho al gobierno de Barak Obama, por lo cual se ha tomado nuevas previsiones más estrictas en cuanto a control y manejo de la supuesta “ayuda y reconstrucción” de Haití.

Por otro lado, tras la última réplica sísmica, el vocero del Departamento de Estado norteamericano para las Américas, Gregory Adams, ha manifestado que esto ha generado “la necesidad de extender las operaciones de los militares estadounidenses”.

No se trata esta vez de una invasión al típico estilo del garrote yanqui, sino una invasión encubierta, la cual parece ser la característica del régimen encabezado por Obama. Honduras, Afganistán, y ahora Haití así lo demuestran.

Lo que no cambia, como en otras operaciones encubiertas, es que nuevamente aquí interviene con mucho énfasis la prensa internacional al servicio del imperialismo, maquillando la ocupación militar tras la mascarada de “lucha contra el terrorismo” o “ayuda humanitaria”.

Como libertarios no podemos estar silenciosos ante esta avanzada del Imperialismo que pretende retornar a los peores tiempos de la colonización. Si las fuerzas socialistas y revolucionarias a nivel latinoamericano y mundial dejamos pasar esta nueva agresión, seremos no sólo cómplices de ella, sino cometeremos un error irreversible.

La solidaridad activa debe hacerse presente. Por ello llamamos a otras fuerzas revolucionarias a formar un bloque de resistencia solidaria contra esta nueva invasión del Imperio.

Por ello debemos impulsar la conformación de una Coordinadora Internacional de Solidaridad con Haití, que exija no sólo la expulsión de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) sino de todo el ejército yanqui de ocupación. Esta y otras propuestas que puedan surgir al calor del apoyo a los hermanos haitianos deben ser tomadas en cuenta, discutidas y puestas en práctica acorde a la realidad de cada país.

Hoy nos debe convocar la puesta en marcha de la Solidaridad como arma cargada de humanidad y esperanza. Hoy no nos deben separar banderas, fronteras, colores, distancias ni diferencias de ningún tipo en pos de unir fuerzas por un pueblo olvidado que sirve como terreno de práctica para las ocupaciones armadas que pretende imponer el Imperialismo.

Hace tres años fue el pueblo Ica en Perú, que sufrió los estragos de la naturaleza y la indolencia de un sistema que se desnudaba como impotente frente al dolor humano y que solo dejaba notar más aún las enormes brechas existentes entre ricos y pobres en nuestro país. El gobierno peruano hasta la fecha no ha logrado cumplir las promesas de reconstrucción de la ciudad devastada. Hasta la fecha nuestros hermanos siguen durmiendo en las calles.

Sabemos que cuando se emprenden dichos “llamados de ayuda para los más pobres” por parte de los gobiernos y sectores empresariales deviene en corrupción, apropiación de los recursos y malversación de fondos. Esto mismo vienen ocurriendo con Haití, donde se puede observar que la población sigue en caos y desesperación al no hallar la comida, medicinas, ropa “enviadas solidariamente”. Al menos en nuestro país no se puede ubicar puntos de acopio para el envío de ayuda, solo existen diversas cuentas bancarias listas para la “colaboración”. ¿Llegará ese dinero y la supuesta ayuda hasta Haití?

Ahora bien, creemos que todos los sectores de intención revolucionaria, de avanzada, socialistas y libertarios deben generar mecanismos de denuncia a la estrategia voraz del Imperialismo y sus aliados capitalistas y de apoyo para la reconstrucción del pueblo de Haití.

Por ello, exhortamos al proletariado y al pueblo haitiano, a bregar tenazmente contra esta coyuntura adversa, y construir por encima de las ruinas que hoy los rodean, su liberación, como labor heroica propia, desde abajo por su emancipación social y resistir la invasión militar capitalista.

Cuenten con la solidaridad activa de todos los que luchan a nivel internacional por la construcción y la instauración del Socialismo y la Libertad de los pueblos.

¡Fuera tropas de ocupación de Haití!
¡Contra la farsa humanitaria del Imperialismo!
¡Fuera yanquis de Haití!
¡Solidaridad activa y militante con el pueblo haitiano!
¡Contra el aprovechamiento político y económico de la crisis en Haití!
¡Arriba los que luchan!

21 de enero del 2010
USL (Perú)

Leer el texto Στα ελληνικά
--------------------------------------------------------

Textos relacionados al tema (Dossier):


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anarquistas

La Makhnovitchina