lunes, 12 de enero de 2009

Acerca de la guerra de Israel contra Gaza

Acerca de la guerra de Israel contra Gaza

Análisis anarco-comunista desde Siria


El número de víctimas palestinas es altísimo en comparación con previos ataques de Israel -385 asesinados y más de 1.750 heridos (cifras válidas hasta el 31 de diciembre). La mayoría de las masas árabes solamente pueden observar los acontecimientos, mientras los posee la cólera y el espanto. Esto se debe, primordialmente, al ambiente generalizado de miedo y marginalización, que se ha mantenido firmemente por parte de las clases dominantes. Sólo una pequeña minoría de individuos activos, en su mayoría militantes islamistas, participan de las protestas callejeras.

Esto puede ser entendido de dos maneras: Hamas, el cual controla la Franja de Gaza, es la sección palestina de la Hermandad Musulmana, la más grande organización islamista, que goza de presencia e influencia en los países islámicos más importantes, donde existe generalmente de manera clandestina. Por otra parte, la izquierda en países árabes e islámicos ha cambiado profundamente desde la caída de la Unión Soviética: una gran parte de ésta, pasó de las políticas reformistas tradicinales de los partidos estalinistas a abrazar el neolibralismo propio de la corriente principal de la globalización, a la vez que ha mantenido las mismas tácticas: buscando la colaboración con las clases dominantes, o promoviendo el "cambio" democrático basado, principalmente, en la aceptación del neoliberalismo y aceptando la intervención norteamericana y occidental, intervención que es la manera principal para imponer tal "cambio".

Para ser justos, existe una tendencia que busca ganar influencia entre la que se encuentran trotskistas, y en menor medida, anarquistas; pero estas nuevas tendencias son por el momento demasiado débiles y aún muy elitistas, careciendo de una presencia o influencia importante en los movimientos de base de las masas. De hecho, las masas árabes están a merced casi exclusivamente de la propaganda islamista. Los liberales y la mayoría de los intelectuaes izquierdistas de antaño, han decidido apoyar las políticas pro-yanquis de ls gobiernos "moderados"; mientras que los izquierdistas que se consideran a sí mismos como anti-imperialistas no han actuado más que como meros simpatizantes de Hamas y Hezbola; no han sabido diferenciarse de estos islamistas, o peor aún, no han sabido promover una aproximación y una comprensión realmente democrática y progresista de esta incesante lucha.

Resulta claro que, pese a las promesas de Hamas que se derivan más de sus enseñanzas religiosas islámicas que de los hechos, Israel goza de superioridad y sus fuerzas, en su determinación por infligir al millón y medio de pobres residente de Gaza tanta muerte y daño como les sea posible, puede derrotar la resistencia en Gaza.

Regímenes pro-yanquis como Egipto o Arabia Saudita están haciendo todo para que la misión de las fuerzas israelíes sea lo más fácil posible; por ejemplo, el regímen egipcio mantiene los cruces fronterizos con la Franja de Gaza cerrados para la ayuda humanitaria, a fin de mantener al pueblo en Gaza hambreado, en penumbras y con frío, lo que podría debilitar su resistencia y crear también resentimiento en contra de los líderes de Hamas. Estas dictaduras corruptas se han convertido hoy en los símbolos de la "modernidad" con los neoliberales como sus amos –la administración Bush y su primerísim aliado en la región, Israel, los carniceros de Gaza; esta ha resultado ser la mejor propaganda que los islamistas han podido tener en estos días.

Por supuesto que los fundamentalistas islámicos carecen de solucionesreales, o de soluciones democráticas, para esta crisis, o para las cuestiones del combate a la pobreza y la injusticia social; pero debido a la debilidad de la izquierda local y de su entendimiento vago, así como de sus alternativas y propuestas con una fuerte influencia estalinista y reformista, es que los islamistas están en la primera línea de las movilizaciones en contra de la agresión israelí, con el respaldo de los EEUU. Esto solamente reafirma la importancia de organizar la propaganda anarquista y actividades que puedan, mediante la palabra y la acción, señalar una alternativa nueva, libertaria, tanto para el neoliberalism como para el fundamentalismo.

Mazen Kamalmaz1 de enero, 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anarquistas

La Makhnovitchina