miércoles, 29 de abril de 2009

¡Viva el 1ero de mayo, internacionalista y revolucionario!


--------------------------------------------------------------
El siguiente texto fue publicado en el boletín LUCHA LIBERTARIA Nº 3 y difundido durante las movilizaciones por el 1ero de mayo en las que participamos
-------------------------------------------------------------

El 1ero de mayo es la fecha en que el proletariado mundial conmemora las intensas jornadas de lucha que ha emprendido a lo largo de su historia, para conseguir desde reivindicaciones inmediatas hasta conquistas de carácter clasista, como hace 90 años en el Perú (enero de 1919), cuando se logró la Jornada Laboral de 8 Horas, por el esfuerzo heroico de los obreros libertarios de la época, quienes nunca renunciaron a la lucha por la finalidad revolucionaria en busca del comunismo libertario, es decir, de una sociedad sin clases sociales ni Estado.

No se trata pues de un simple feriado o día festivo. De ninguna manera aceptamos el título de “día del trabajo” y rechazamos los “homenajes” hipócritas que por estos días se suelen hacer en empresas, fábricas, talleres y desde el propio gobierno para mostrar la gran “armonía social” que se vive en el país y que las diferencias de clase no existen, que la brecha entre ricos y pobres ya se está acortando y que primero están los intereses de la patria por encima de los intereses de nuestra clase trabajadora. Es decir, ocultar la evidente lucha de clases.

Nos oponemos a las declaraciones absurdas y reaccionarias del presidente Alan García que se atreve a decir que la actual crisis económica mundial no afectará a los peruanos y menos aún a los pobres o cuando dice que el nivel de desempleo ha disminuido y luego anuncia descaradamente que 200 mil trabajadores serán despedidos entre mayo y junio de este año.

Hoy es un día para protestar por los miles de obreros despedidos por sindicalizarse y por los que son víctimas de violaciones a sus derechos, como la reducción salarial, condiciones laborales inhumanas, desnaturalización de los contratos, no ingreso a planilla, no pago de beneficios sociales, sin seguro, etc. Todo esto “gracias” a la burguesía empresarial que se apoya en la complicidad del Estado que los defiende cuando estos violan las propias leyes nacionales e internacionales sobre temas laborales.

Hoy es un día para recordarle al pueblo que el presidente García se comprometió en su campaña electoral a fijar medidas contra el despido arbitrario, eliminar las services, promulgar la ley de trabajo, reparar a los despedidos arbitrarios por Fujimori (cuarta lista y las primeras), la libre desafiliación de las AFPS, mejoras salariales, entre otras. Sin embargo ya vemos que “el cambio responsable” del presidente terminó siendo el continuismo laboral y político del fujimorato que sigue dañando a los trabajadores. Es decir, la solución jamás vendrá desde el Estado (tenga el color que tenga) ni otra instancia de poder burgués.

En cambio, el gobierno promulgó el DL 1086 que reduce drásticamente los derechos laborales y por ello, ahora se “debate” en el Congreso una norma para permitir que las grandes corporaciones contraten personal con ese perjudicial decreto. A esto agreguemos, la negativa del Ministerio de Economía de incrementar presupuesto para el salario mínimo para las canastas básicas de las familias pobres del país.
Si a esto le sumamos la nefasta política estatal inmersa en el alza de los precios del costo de vida y la inflación, la progresiva disminución de empleo, la criminalización de la protesta de quienes reclaman justicia y libertad, el apoyo incondicional y hasta económico que se brinda al sector privado para “salvar” sus inversiones a costa del sudor obrero o campesino y la ola de corrupción que ya se ha visto en los primeros mil días de la gestión aprista, veremos que nos hallamos frente a un gobierno anti-popular, neoliberal y reaccionario que se empeña en sonreírle a los grandes empresarios y quedar bien frente al amo imperialista sin importar que esto signifique más hambre, pobreza y miseria para los pobres del Perú.



Entonces, ¿que hacer?

Frente a las arremetidas del Estado y el Capitalismo, la respuesta sigue siendo la misma: Organizarse y luchar. Construir resistencia popular para tomar las riendas de nuestro futuro.
Es deber de todo trabajador, campesino, estudiante, hombre y mujer de la clase explotada, gestionar su propio futuro y buscar la creación de nuevos mecanismos de decisión y avance popular. Creemos que la salida a esta época de crisis es hacerle saber al Estado y la burguesía, que no seremos los pobres quienes pagaremos las consecuencias sino que deben ser ellos mismos.

Así mismo, debe ser necesidad de los obreros sindicalizados buscar el protagonismo en cada jornada de lucha, no delegando sus responsabilidades a terceros. Es necesario presionar a las dirigencias burocráticas y adormecidas y rebasarlas si es necesario. Hay que transformarlo todo y crear nuevas instancias de lucha desde las bases, con horizontalidad, participación colectiva y democracia directa.

La solución sigue estando en manos de los trabajadores que se organizan y buscan romper sus cadenas. La solución está en los sectores proletarios que se SOLIDARIZAN con sus hermanos de clase cuando estos se ven afectados con despidos, persecuciones, etc. La solución está en la formación del Poder Popular de abajo hacia arriba que logre agilizar y garantizar cada conquista popular en bien de nuestra clase hacia su finalidad histórica.

Recuerdo de los mártires del proletariado peruano e internacional

Desde este boletín también queremos rendir justo homenaje a los hombres y mujeres que han dado su vida por defender la verdadera emancipación de las clases oprimidas en el Perú y el mundo. No podemos dejar en el olvido los nombres de quienes forjaron los primeros cimientos en la conciencia social y revolucionaria de nuestro país con su ejemplo y lucha.

Revaloremos entonces el aporte revolucionario que nos legara el pensador libertario Manuel González Prada, quien con su verbo de fuego, marcó el camino a los obreros peruanos de inicios del siglo pasado y los orientó en la construcción de nuevas formas de organización social para un mundo nuevo y mejor.

De aquella generación, quedan en la memoria compañeros como los obreros panaderos Manuel C. Lévano y su hijo Delfín Lévano, el obrero zapatero Carlos Barba, el obrero textil Adalberto Fonkén, el obrero y genial orador Nicolás Gutarra, los obreros Leopoldo Urmachea, Ismael Gacitúa, Fidel De la Sota, Julio Reynaga y tantos otros quienes fueron grandes luchadores sociales y mejores revolucionarios orientados por el ideal anarquista y que junto a los intelectuales de la misma ideología (Glicerio Tassara, Cristhian Dam, Miguelina Acosta C., etc.) dejaron las bases para las generaciones de proletarios que vendrían después a reclamar justicia, pan, tierra y libertad.

Tampoco debemos olvidar a los Mártires de Chicago: O. Neebe, G. Engel, A. Parson, L. Ling, S. Fielden, A. Spies, A. Fischer; quienes entregaron su vida en defensa de un ideal redentor que combatía las injusticias del sistema capitalista y sus estados represores en el mundo. En honor a ellos, es que se conmemora este Primero de Mayo internacionalista y revolucionario.


¡Viva el 1ero de Mayo internacionalista, anticapitalista y revolucionario!
¡Solidaridad con todos los trabajadores y sindicatos de base en lucha!
¡Mártires de nuestra clase: el mejor homenaje es seguir luchando!
¡Contra la miseria y la explotación: lucha y organización!
¡Arriba los que luchan!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anarquistas

La Makhnovitchina